Go back

Fichas interactivas: 5 beneficios que desconocías


Como recurso educativo, las fichas interactivas podrían situarse entre una de las mejores herramientas para complementar el aprendizaje. Ejercicios y actividades tradicionales dotados de interactividad con un gran potencial para el alumnado.

La actitud que muestran los estudiantes ante este tipo de recursos es muy positiva al tratarse de tareas que estimulan su atención. El hecho de estar relacionadas con Internet, ordenadores y dispositivos con los que se relacionan a diario, fomenta la motivación a la hora de realizar este tipo de actividades.

A continuación, te dejamos cinco beneficios sobre las fichas interactivas que (casi) seguro desconocías: 

1. Mejoran las competencias digitales

La competencia digital es fundamental para que un niño pueda desempeñarse en una sociedad cada vez más tecnológica. Despertar este tipo de vocaciones puede ser significativo en el resto de etapas, tanto personales como profesionales, en la vida de una persona.

2. Propician un uso responsable de la tecnología

Los niños están creciendo en un mundo digital, sin embargo, eso no tiene que estar ligado a un uso excesivo de dispositivos electrónicos sin más fines que el entretenimiento. Es necesario hacerles ver que tener toda la información del mundo al alcance de la mano es un privilegio que se debe aprovechar correctamente. Enseñarles que pueden sacar el máximo partido a este tipo de recursos educativos para aprender e instruirse de manera acertada.

3. Permiten la personalización de contenido según cada alumno

Crear fichas interactivas te permite tener el control absoluto, su facilidad y versatilidad a la hora de hacerlas permitirá adaptarlas según el nivel de cada estudiante, incluso dentro de un mismo grupo.

4. Amplían el acceso a un mayor número de contenidos y recursos

El hecho de poder introducir cualquier tipo de enlaces, vídeos, archivos de audio e imágenes hacen infinitas las posibilidades de componer una ficha colmada de información. Darle vida a un ejercicio tradicional con elementos con los que un alumno está familiarizado puede cambiar y mejorar la percepción de las tareas educativas. 

5. Favorecen la productividad

Cuando un niño cree que está jugando, pero en realidad está aprendiendo, es cuando verdaderamente fija los conocimientos y los contenidos con los que está trabajando. Las fichas interactivas pueden ser aparentemente lúdicas, pero siempre con el objetivo de instruir al alumnado, y es entonces, cuando la productividad sale a la luz.

hace 12 días