UNA MAESTRA PARA EL PERÚ

Hubo una persona que amó profundamente nuestro país. Vino de muy lejos, de Alemania, y se quedó maravillada de nuestra riqueza cultural. Su nombre fue María Reiche Neumann. "Nací el año 1903 en Dresden, mi padre era juez allí, Me gradué en Matemáticas en Hamburgo, la ciudad natal de mi madre, y tenía un hermano y una hermana. Mi hermano murió bien joven. Mi hermana es médica retirada, tiene tres años menos que yo... Cuando tenía unos 30 años, experimenté el deseo de alejarme de Alemania. Y de repente vi un aviso en el periódico que solicitaba una maestra para niños pequeños en el Perú. Ochenta personas postularon para ese trabajo y yo fui la escogida...". Así fue como llegó a nuestro país la científica María Reiche: como maestra de alemán para los hijos de un compatriota afincado en el Cuzo. Más adelante, en el año 1949, realizó un viaje a las desérticas pampas de Nazca, en el departamento de Ica, donde conoció al profesor americano Paul Kosok, quien descubrió la primera figura de las líneas de Nazca y la interesó en continuar el trabajo. Desde entonces María Reiche permaneció ligada a las pampas de Nazca como estudiosa y guardiana de estas enigmáticas líneas que, vistas desde lo alto, no son otra osa que bellos y gigantescos dibujos de monos, colibríes, arañas... María afirmaba: "Uno ve en la pampa lo que tiene en su mente. La persona interesada en religiones antiguas, ve religión; un cartógrafo, ve un mapa. A mí, como matemática, me parece que ése es el único camino porque el material de estudios que hay en la pampa consiste en direcciones y dimensiones. Eso es la único que se puede leer e interpretar y todo lo demás son teorías". El misterio de las líneas es tan sugerente que, durante años, la gente ha labrado infinidad de teorías sobre su origen y su utilidad. Unos dijeron que eran pistas de aterrizaje para prehistóricos astronautas. Otros, que eran señales para extraterrestres que, desde remotos tiempos, acudían a las líneas para llevar a cabo desconocidos fines. María Reiche negó estas teorías postulando su interesante punto de vista: la línea de Nazca son un gigantesco calendario astronómico. Según la científica, esos gráficos servían a los antiguos para conocer la llegada de las estaciones y las lluvias. Por ejemplo, el día en que el Sol salía por la punta del pico del ave, los Nazcas sabían que era el momento de iniciar la siembra. Gracias a las líneas, ellos sabían cuándo sembrar, cuándo regar, cuándo cosechar... La propia María cuenta sus experiencias: "Cuando comenzó el trabajo en la pampa, tenía muy buen tiempo, porque nadie se fijaba en lo que estaba haciendo. Me pasaba horas de horas limpiando las figuras que están a pocos metros de la Panamericana y la gente iba y venía en su carros. Nadie me preguntaba lo que hacía, porque creían que era loca; otros decían que buscaba tesoros; otros, que era una espía". Y así pasó gran parte de su vida, recorriendo las desérticas pampas de cabo a rabo, y resolviendo las innumerables interrogantes de esta milenaria cultura. Y a pesar de las penurias vividas, siguió adelante en su afán de conocer, de encontrar el sentido de aquellos antiguos dibujos. En setiembre de 1982, el gobierno peruano le rindió un homenaje por haber motivado el interés nacional e internacional a favor de nuestro legado cultural. Esta amante de la cultura peruana falleció el 8 de junio de 1998, y recibió póstumamente la Orden del Sol. Sus restos reposan en las pampas de Nasca, milenarias tierras que la acogen para siempre.
Language: Spanish
Subject: Lengua Castellana > Lectura
School grade: Peru Peru > Primaria > 6º grado
Age: 11 - 12

UNA MAESTRA PARA EL PERÚ

Hubo una persona que amó profundamente nuestro país. Vino de muy lejos, de Alemania, y se quedó maravillada de nuestra riqueza cultural. Su nombre fue María Reiche Neumann.
"Nací el año 1903 en Dresden, mi padre era juez allí, Me gradué en Matemáticas en Hamburgo, la ciudad natal de mi madre, y tenía un hermano y una hermana. Mi hermano murió bien joven. Mi hermana es médica retirada, tiene tres años menos que yo... Cuando tenía unos 30 años, experimenté el deseo de alejarme de Alemania. Y de repente vi un aviso en el periódico que solicitaba una maestra para niños pequeños en el Perú. Ochenta personas postularon para ese trabajo y yo fui la escogida...".

Así fue como llegó a nuestro país la científica María Reiche: como maestra de alemán para los hijos de un compatriota afincado en el Cuzo.
Más adelante, en el año 1949, realizó un viaje a las desérticas pampas de Nazca, en el departamento de Ica, donde conoció al profesor americano Paul Kosok, quien descubrió la primera figura de las líneas de Nazca y la interesó en continuar el trabajo.
Desde entonces María Reiche permaneció ligada a las pampas de Nazca como estudiosa y guardiana de estas enigmáticas líneas que, vistas desde lo alto, no son otra osa que bellos y gigantescos dibujos de monos, colibríes, arañas... María afirmaba: "Uno ve en la pampa lo que tiene en su mente. La persona interesada en religiones antiguas, ve religión; un cartógrafo, ve un mapa. A mí, como matemática, me parece que ése es el único camino porque el material de estudios que hay en la pampa consiste en direcciones y dimensiones. Eso es la único que se puede leer e interpretar y todo lo demás son teorías".

El misterio de las líneas es tan sugerente que, durante años, la gente ha labrado infinidad de teorías sobre su origen y su utilidad. Unos dijeron que eran pistas de aterrizaje para prehistóricos astronautas. Otros, que eran señales para extraterrestres que, desde remotos tiempos, acudían a las líneas para llevar a cabo desconocidos fines.
María Reiche negó estas teorías postulando su interesante punto de vista: la línea de Nazca son un gigantesco calendario astronómico. Según la científica, esos gráficos servían a los antiguos para conocer la llegada de las estaciones y las lluvias. Por ejemplo, el día en que el Sol salía por la punta del pico del ave, los Nazcas sabían que era el momento de iniciar la siembra. Gracias a las líneas, ellos sabían cuándo sembrar, cuándo regar, cuándo cosechar...

La propia María cuenta sus experiencias: "Cuando comenzó el trabajo en la pampa, tenía muy buen tiempo, porque nadie se fijaba en lo que estaba haciendo. Me pasaba horas de horas limpiando las figuras que están a pocos metros de la Panamericana y la gente iba y venía en su carros. Nadie me preguntaba lo que hacía, porque creían que era loca; otros decían que buscaba tesoros; otros, que era una espía".
Y así pasó gran parte de su vida, recorriendo las desérticas pampas de cabo a rabo, y resolviendo las innumerables interrogantes de esta milenaria cultura. Y a pesar de las penurias vividas, siguió adelante en su afán de conocer, de encontrar el sentido de aquellos antiguos dibujos.

En setiembre de 1982, el gobierno peruano le rindió un homenaje por haber motivado el interés nacional e internacional a favor de nuestro legado cultural.

Esta amante de la cultura peruana falleció el 8 de junio de 1998, y recibió póstumamente la Orden del Sol.
Sus restos reposan en las pampas de Nasca, milenarias tierras que la acogen para siempre.

¿Cuál es el significado de la palabra "maestra" en el contexto de "Una Maestra para el Perú"?

Profesora

Doctora

Cocinera

Policía

¿Dónde se desarrolla la historia de "Una Maestra para el Perú"?

En Nasca

En la ciudad

En la playa

En la montaña

¿Qué estudia la maestra en "Una Maestra para el Perú"?

Cuzco

Las líneas de Nasca

El Monasterio de Santa Catalina

El Lago Titicaca

¿Qué materia enseña la maestra en la historia?

Matemáticas

Historia

Arte

Educación Física

¿Cuál es el nombre de la protagonista de "Una Maestra para el Perú"?

María Rojas

María Reiche

Ana Lombardo

Sofía Rojas