AL RINCÓN QUITA CALZÓN

Hasta hace todavía unos lustros las misas eran celebradas en latín. Durante ellas reiterativamente el sacerdote pronunciaba una expresión: ¡Dominus vobiscum ¡ Corría el año 1796 y ejercía el cargo de Obispo de Arequipa, Monseñor Chávez de la Rosa quien tenía especial preocupación por la superación de los estudios en el Seminario. Todas las semanas había una visita de rigor, para verificar el estricto cumplimiento de las obligaciones docentes. En una de esas ocasiones, encontró que el profesor de Latinidad no había concurrido, entonces él asumió las funciones del docente e inició las tareas de interrogar a los alumnos sobre la lección. (En ese entonces cuando se ejercía la disciplina de que "la letra con sangre entra", el alumno que no sabía iba ¡Al rincón! ¡Quita calzón! En ese lugar, el bedel del aula se encargaba de dar 3, 6 ó 12 azotes en las posaderas del estudiante desaplicado.) Preguntó al primero, no contestó, lo envió ¡Al rincón! ¡Quita calzón! Luego al segundo, igualmente, también ¡Al rincón! ¡Quita calzón! Así llegaron hasta seis. Hasta que llamó a uno de los pequeños, a quién interrogó ¿Quid est oratio? El niño, como todos los demás se quedó callado, alzó los ojos; suficientemente para ir al rincón; pero se fue mascullando unas expresiones que le intrigaron al dignatario, quien le preguntó ¿Qué había ido diciendo? Él contestó ¿Qué si su señoría le permitiera hacer una preguntita? Lo cual aceptó el prelado. Entonces el niño preguntó: ¿Quisiera que me dijese cuántos Dominus vobiscum tiene la misa? Al igual que los alumnos el Monseñor se quedó callado, miró al techo y no contestó. Esta actitud aguda del alumno fue del agrado de Chávez de la Rosa que amnistió del castigo a todos. Se convirtió en padre y protector de los niños, que era de una familia pobre, pero honorable y digna, otorgándole una beca en el Seminario. Posteriormente lo llevó a España. Con el correr de los años fue uno de los prohombres de la independencia del Perú. Orador de jerarquía. Político notable y vigésimo Arzobispo de Lima. Ese niño fue don Francisco Javier de Luna Pizarro. Desde que la Santa Misa es oficiada en castellano esa expresión ! Dominus vobiscum ¡ corresponde a ¡Dios esté con vosotros! La pregunta todavía es susceptible de hacerse. TRADICIÓN (RICARDO PALMA)
Language: Spanish
Subject: Lengua Castellana > Lectura
School grade: Peru Peru > Primaria > 6º grado
Age: 11 - 12

AL RINCÓN QUITA CALZÓN

Hasta hace todavía unos lustros las misas eran celebradas en latín. Durante ellas reiterativamente el sacerdote pronunciaba una expresión: ¡Dominus vobiscum ¡
Corría el año 1796 y ejercía el cargo de Obispo de Arequipa, Monseñor Chávez de la Rosa quien tenía especial preocupación por la superación de los estudios en el Seminario. Todas las semanas había una visita de rigor, para verificar el estricto cumplimiento de las obligaciones docentes.

En una de esas ocasiones, encontró que el profesor de Latinidad no había concurrido, entonces él asumió las funciones del docente e inició las tareas de interrogar a los alumnos sobre la lección.

(En ese entonces cuando se ejercía la disciplina de que "la letra con sangre entra", el alumno que no sabía iba ¡Al rincón! ¡Quita calzón! En ese lugar, el bedel del aula se encargaba de dar 3, 6 ó 12 azotes en las posaderas del estudiante desaplicado.)

Preguntó al primero, no contestó, lo envió ¡Al rincón! ¡Quita calzón! Luego al segundo, igualmente, también ¡Al rincón! ¡Quita calzón! Así llegaron hasta seis.

Hasta que llamó a uno de los pequeños, a quién interrogó ¿Quid est oratio? El niño, como todos los demás se quedó callado, alzó los ojos; suficientemente para ir al rincón; pero se fue mascullando unas expresiones que le intrigaron al dignatario, quien le preguntó ¿Qué había ido diciendo?

Él contestó ¿Qué si su señoría le permitiera hacer una preguntita? Lo cual aceptó el prelado. Entonces el niño preguntó: ¿Quisiera que me dijese cuántos Dominus vobiscum tiene la misa?

Al igual que los alumnos el Monseñor se quedó callado, miró al techo y no contestó. Esta actitud aguda del alumno fue del agrado de Chávez de la Rosa que amnistió del castigo a todos. Se convirtió en padre y protector de los niños, que era de una familia pobre, pero honorable y digna, otorgándole una beca en el Seminario.

Posteriormente lo llevó a España. Con el correr de los años fue uno de los prohombres de la independencia del Perú. Orador de jerarquía. Político notable y vigésimo Arzobispo de Lima. Ese niño fue don Francisco Javier de Luna Pizarro.

Desde que la Santa Misa es oficiada en castellano esa expresión ! Dominus vobiscum ¡ corresponde a ¡Dios esté con vosotros!

La pregunta todavía es susceptible de hacerse.

TRADICIÓN (RICARDO PALMA)

¿Quién es el autor del libro "Al rincón quita calzón"?

Laura Esquivel

Andrés Piñeiros

Juan Carlos Chirinos

Ricardo palma

¿Cuál es el nombre del niño protagonista en el libro?

Francisco

Juan

Luis

Pablo

¿Cuál es el lugar donde se desarrolla la historia principal del libro?

Una escuela

Un parque

Una casa

Un rincón